lunes, 13 de febrero de 2012

JABAMIAH

clip_image001

Cábala significa tradición y, en este sentido, es el compendio de la doctrina judaica donde se funda su sentido cosmogónico y el ordenamiento del Universo.

         La Cábala reconoce la existencia de 72 entidades espirituales que trabajan a las órdenes del Creador ocupándose de tareas específicas, a las que divide en 9 categorías. Más tarde, el cristianismo incorporaría a su doctrina dicha creencia y cada una de esas categorías espirituales serían denominadas, según su rango, de la siguiente manera: SERAFINES, QUERUBINES, TRONOS, POTESTADES, VIRTUDES, DOMINACIONES, PRINCIPADOS, ARCÁNGELES y ÁNGELES.

         El coro angélico mantiene en la Cábala nombres individuales para cada uno de ellos, formados siempre con 5 letras hebreas. Esta asignación de nombre a cada ángel implica el reconocimiento de funciones y poderes distintos individualizados, admitiendo también que entre todos existe un “turno” para actuar.

         Al final de la relación y con el número 70, aparece uno muy especialclip_image003 que tiene el nombre de JABAMIAH y pertenece a la categoría de los Ángeles. Entre sus poderes destaca uno: resucitar a los muertos. De este modo, cuando moría una persona, la tradición aconsejaba esperar a que la ronda de los Ángeles terminara, a razón de una hora de intención cada uno. Así llegaba el turno de Jabamiah 70 horas (3 días) después del fallecimiento y éste podía devolverle la vida. Si pasado este momento en que el actuaba el “resucitador” el difunto no había recobrado la vida, se admitía que estaba definitivamente muerto y se procedía a su enterramiento.

Publicar un comentario