martes, 28 de febrero de 2012

EL FUEGO, EL ÉTER Y EL AZUFRE

clip_image001[1] Para los alquimistas aparece como un elemento primordial de todo intento de aleación y suele ser representado por un triángulo apoyado en su base.

clip_image003[1]Para los simbolistas, el fuego, es un elemento básico, activo, de naturaleza creativa y de carácter masculino. Detenta todo lo relacionado con los aspectos sagrados pues a causa de él adviene la purificación al mundo de los seres humanos: el Ave Fénix, después de arder por completo, renace de entre sus cenizas.

Fuego estuvo y/o está relacionado en muchas culturas con el Sol.

Fuego = Muestra del anhelo de los seres humanos por superar la mediocridad y alcanzar estados de madurez psíquica.

A menudo se constituye en una gran ambivalencia, con el fuego, pues por un lado construye y por el otro destruye.

Para los astrólogos se halla relacionado con la triplicidad zodiacal compuesta por los signos de Aries, Leo y Sagitario, y simbolizaría el entusiasmo y la generosidad.

clip_image004[2]

 clip_image007[1] Además de los 4 elementos básicos, considerados como las substancias primeras, completas y corpóreas, existe un "quinto elemento" llamado así desde Aristóteles -le dio tal nombre a causa de sus especulaciones sobre la composición y formación del mundo-, hace más de 2 milenios.clip_image006[1]

Defendía que el Éter era de naturaleza mixta, pero siempre espiritual y etérea, similar, al propio tiempo, al aire y al fuego; en este sentido, entraría a formar parte de la esencia, o alma, de todas las cosas y objetos; todos los cuerpos se hallarían envueltos y recubiertos por el Éter.

A causa del Éter, las cosas mantienen su compostura externa y no se desintegran ni diluyen, por tanto su calidad más relevante será la funcionalidad.

clip_image004[3]

clip_image009[1] Para los alquimistas era uno de los elementos llamados "filosóficos" y estaba considerado como uno de los más importantes, detentaba la energía ígnea, por lo que en ocasiones se le ha comparado con el fuego que irradia el Sol.

Para los simbolistas representaba un estadio de los cambios que sufre la materiaclip_image011[1] y era símbolo de lo inédito y de lo nuevo, al tiempo que con su ardor fúlgido purificaba la inteligencia y el entendimiento humano.

Sus efectos olfativos llevaron a las sociedades medievales a considerar al Azufre como un elemento que aunaba en su llama azulada, y en su amargo olor, las propiedades mismas del Averno; se le consideraba, por tanto, como un símbolo del mismo diablo. Se creía que en su combustión producía el alejamiento y la huida de todo ser viviente, ya que aparecía como una premonición del dolor o del daño venidero.

sábado, 25 de febrero de 2012

FLAN DE ALMENDRAS

clip_image001

Ingredientes (para 4 personas):

3 tazas de leche

3/4 de taza de azúcar

4 huevos

1/2 cucharadita de vainilla

2 cucharaditas de extracto de almendras

1 cucharadita de almendras finamente troceadas

Preparación:

clip_image004Mezcla juntos todos los ingredientes, excepto las almendras troceadas. clip_image003Ponlo en una bandeja para hornear, sin untarla de mantequilla. Espolvorea las almendras troceadas por encima de la masa y hornéalo a unos 325º durante 60 minutos o hasta que al clavar el cuchillo, éste salga limpio. Sácalo entonces del horno y déjalo enfriar durante unos minutos; luego ponlo en la nevera.

clip_image005 ¡Que lo disfrutéis! clip_image005[1]

viernes, 24 de febrero de 2012

LOS COLORES Y LOS PLANETAS

clip_image001

ARIES:

Regente: Marte.

Color: Rojo. Simboliza energía, impulso inicial, actividad febril y también del peligro que comportan el exceso de esas virtudes.

TAURO:

Regente: Venus.

Color: Amarillo pálido. Es calmante, conciliador, magnético.

GÉMINIS:

Regente: Mercurio.

Color: Gris. Potencia el intelecto (la teoría).

CÁNCER:

Regente: Luna.

Color: Verde. Estimula la memoria. Al simbolizar la Luna la fecundidad, el verde también lo hace; simboliza la capacidad gestora.

LEO:

Regente: Sol.

Color: Dorado (Dice la leyenda que trigo y abejas  son productos importados de Venus, un planeta de una evolución superior a la Tierra). Simboliza la pasión.

VIRGO:

Regente: Mercurio.clip_image003

Color: Marrón y Multicolor. Potencia la responsabilidad y del saber científico y experimental (la práctica)

LIBRA:

Regente: Venus.

Color: Amarillo parecido al dorado. Es el color del amor. Unión, esponsales, alianzas; es el color del sacrificio de la individualidad, en beneficio de la coexistencia entre dos o más personas.

ESCORPIO:

Regente: Marte.

Color: Granate. Es el color de las situaciones explosivas, tempestades del alma, guerra. Anunciador de discordia, combate, lucha con uno mismo, conflicto agudo, dificultad.

SAGITARIO:

Regente: Júpiter

Color: Azul celeste. Potencia la bondad, la hidalguía, el entusiasmo. Genera optimismo, alegría, el color de la solución de los problemas, el que despeja vías que han sido obstruidas.

CAPRICORNIO:

Regente: Saturno.

Color: Negro. Simboliza la muerte (espiritual), luto. Objetivo natural, realización práctica. El negro adelgaza, reduce, convierte lo grande (espiritualmente hablando) en pequeño. El negro simboliza, pues, una voluntad de dominio dentro de un campo limitado. Es el símbolo de la propiedad privada, del espacio que el hombre delimita para realizar en él su creación.

Los alquimistas comenzaban su obra con el negro, el punto de arranque de todas las transformaciones ulteriores.

ACUARIO:

Regente: Saturno.clip_image005

Color: Plomizo. Tiene cualidades de análisis y reflexión que lo convierten en un innovador, en un inventor. Es el color de los precursores.

Por otro lado, Acuario va entrando, cada día más, bajo el domino de Urano, entonces su color sería el Naranja, que simboliza la transmutación espiritual. Anuncia al hombre del futuro, que posee la virtud suprema del don de sí.

PISCIS:

Regente: Júpiter.

Color: Violeta. Simboliza la desaparición de los deseos, el abandono del combate mundano, espiritualidad, obediencia a la naturaleza superior, castidad. Allí donde aparece, indica que el hombre se está despojando de lo mundano para entrar en el dominio de lo trascendente.

martes, 21 de febrero de 2012

LA LIBERTAD ESENCIAL

clip_image001

            El Zen es el llamado “camino abrupto” hacia la libertad, que no puede ser instaurada ni garantizada por ningún sistema político o social. Cualquier libertad otorgada puede ser abolida; por eso el Zen aspira a una libertad radical, a la que se asienta y brota desde lo más profundo de nuestro ser. De esa libertad que “somos” cuando dejamos de “tratar de ser” versa este texto.

            Una compilación de citas de maestros de la tradición Zen de los siglos VIII al XIV:

clip_image002 “Para alcanzar la iluminación no es necesario abandonar la familia, dejar el trabajo, hacerse vegetariano o convertirse en un asceta o retirarse a un lugar solitario”.

clip_image003 “En el mundo no hay nada estable. Es como una casa en llamas donde no es posible el reposo. El cruel demonio de la impermanencia se presenta sin previo aviso y no distingue entre clases altas o bajas ni entre ancianos o jóvenes”.

clip_image004 “Para practicar la Vía no hay que perseguir lo que nos gusta mi evitar lo que nos desagrada. Mientras te aferres a lo bueno y rechaces lo malo, mientras te obstines en dominar la concentración y contemplar el vacío seguirás siendo esclavo del engaño. Si sigues persiguiendo objetos externos sólo conseguirás enajenarte cada vez más”.

clip_image005 “La búsqueda externa consiste en deambular por diferentes escuelas en busca de maestro. La búsqueda interna supone considerar que la naturaleza innata de la conciencia es como el océano y que el conocimiento silencioso de la sabiduría trascendente es el Zen. Sin embargo, la búsqueda externa te aboca fatalmente a la distracción y la búsqueda interna, basada en la disciplina del cuerpo y de la mente, termina encadenándote”.

clip_image006 “También puede presentarse la ilusión de que el budismo es la verdad absoluta. Pero cuando eliges lo sagrado y desprecias lo profano todavía te hallas inmerso en el océano de la ilusión. Quienes alcanzan una comprensión clara van más allá de la ilusión y del budismo”.

clip_image007 “El Zen no reside ni dentro ni fuera, en el ser o en el no ser, en lo real o en lo ilusorio. Por ello se dice que “tan erróneo es buscar fuera como dentro””.

clip_image008 “Se trata de responder a lo correcto y a lo erróneo sin aferrarnos a ello, de vivir en clip_image014medio de las pasiones sin identificarnos con ellas, de ver sin ver, de oír sin oír, de actuar sin actuar y buscar sin buscar”.

clip_image009 “Pero dime: ¿A qué camino y a qué verdad se refiere el Zen? ¿De qué careces en este mismo instante? ¿Qué más necesitas?”

clip_image010 “Hablar constantemente del Zen es como ponerse a pescar en el lecho de un río seco”.

clip_image011 “La naturaleza búdica se halla presente en todos los seres vivos como la Luna bailando en el cielo de la noche. Son las densas nubes lo único que enturbia su presencia”.

clip_image012 “La vida humana se desarrolla según las circunstancias. No debes rechazar la actividad ni perseguir el silencio. Basta con que permanezcas vacío internamente mientras te armonizas con el mundo externo. Sólo entonces hallarás la paz aunque te encuentres en medio de la más frenética actividad.”

 clip_image015 “Para alcanzar el estado de no preocupación carente de esfuerzo, no tienes que abandonar tus actividades cotidianas. Debes saber que no existe la menor diferencia entre la vida cotidiana y el estado de no preocupación carente de esfuerzo. Es tu propia aceptación y rechazo lo que los convierte en dos fenómenos diferentes”.

clip_image017 “Dirige tu mirada hacia ti mismo. Observa a la mente que piensa… ¿Qué está pensando?”.

clip_image018 “Sólo podrás ser considerarte un verdadero adepto cuando percibas antes de que aparezca el menor indicio, antes de ponerte a pensar, antes de que surjan las ideas”.

clip_image019 “Mi maestro dijo: “Si duermes practica el Zen del dormir. Si comes practica el Zen del comer””.

sábado, 18 de febrero de 2012

KARMA

clip_image001

clip_image002El término karma es ancestral. Constituye la palabra sánscrita más arcaica existente en la más antigua lengua culta indoirania, la cual posteriormente dio origen a la lingüística indoeuropea.

Esta palabra hace referencia a la ley universal absoluta de la compensación, consistente en la retribución existente entre los factores de causa y efecto, cuyo funcionamiento se basa en la ejecución del mecanismo reflejo de acción-reacción de la naturaleza.

En las filosofías orientalistas del hinduismo y el budismo, el factor karma contempla la manifestación de la acción dinámica del hombre, de crear causas y consecuencias. El karma cumple la misión de ajustar los efectos causados artificialmente armonizándolos con la naturaleza y actuando en paralelismo simbiótico total con la ley cósmica de equilibrio, existente entre el macrocosmos y el microcosmos, que sirve de base a la interacción del universo.

Existen 3 tipos de karma: “acumulado”, que es consecuencia de acciones pasadas y todavía no compensadas; el “maduro”, que es producto del propio camino que constantemente traza el ser humano construyendo su propio destino; y el “incipiente”, que es el futuro o consecuencia del anterior y es resultado de acciones pasadas, las cuales darán sus frutos kármicos en el futuro.

En el orientalismo, el karma designa la disciplina filosófica del yoga físico, basado en la acción del cuerpo en pos de la consecución del ideal de la perfección espiritual y material, el cual se encuentra por encima de cualquier tipo de egoísmo personal.

En psicología, el karma tiene su equivalencia en forma del inconsciente colectivo de las masas, cuya manifestación es producto de la fuerza colectiva del grupo de personas y generadora de determinadas situaciones sociológicas colectivas.

clip_image003 Karma se refiere a la dimensionalidad positiva o negativa de todos nuestros actos y de su correspondiente reacción posterior.

clip_image005

jueves, 16 de febrero de 2012

GNOMOS

clip_image001

Para los cabalistas, los Gnomos son espíritus elementales que forman el tejido del elemento Tierra. Según ellos, todo el Universo está personalizado y el fuego arde porque unos espíritus llamados Salamandras lo hacen arder; el agua existe porque unos espíritus llamados Ninfas le dan cuerpo; el aire se mueve porque unos espíritus llamados Sílfides lo hacen mover, y la tierra da frutos porque los Gnomos cuidan de que los procesos materiales se realicen.

clip_image005clip_image003

martes, 14 de febrero de 2012

lunes, 13 de febrero de 2012

JABAMIAH

clip_image001

Cábala significa tradición y, en este sentido, es el compendio de la doctrina judaica donde se funda su sentido cosmogónico y el ordenamiento del Universo.

         La Cábala reconoce la existencia de 72 entidades espirituales que trabajan a las órdenes del Creador ocupándose de tareas específicas, a las que divide en 9 categorías. Más tarde, el cristianismo incorporaría a su doctrina dicha creencia y cada una de esas categorías espirituales serían denominadas, según su rango, de la siguiente manera: SERAFINES, QUERUBINES, TRONOS, POTESTADES, VIRTUDES, DOMINACIONES, PRINCIPADOS, ARCÁNGELES y ÁNGELES.

         El coro angélico mantiene en la Cábala nombres individuales para cada uno de ellos, formados siempre con 5 letras hebreas. Esta asignación de nombre a cada ángel implica el reconocimiento de funciones y poderes distintos individualizados, admitiendo también que entre todos existe un “turno” para actuar.

         Al final de la relación y con el número 70, aparece uno muy especialclip_image003 que tiene el nombre de JABAMIAH y pertenece a la categoría de los Ángeles. Entre sus poderes destaca uno: resucitar a los muertos. De este modo, cuando moría una persona, la tradición aconsejaba esperar a que la ronda de los Ángeles terminara, a razón de una hora de intención cada uno. Así llegaba el turno de Jabamiah 70 horas (3 días) después del fallecimiento y éste podía devolverle la vida. Si pasado este momento en que el actuaba el “resucitador” el difunto no había recobrado la vida, se admitía que estaba definitivamente muerto y se procedía a su enterramiento.

sábado, 11 de febrero de 2012

REIKI (III)

meditando

Reiki es, pues, el poder inteligente del cosmos, sea que se manifieste a escala global o local. Y un practicante Reiki es aquella persona que está sintonizando conscientemente a esa fuerza universal y que por tanto se deja guiar por su sabiduría intuitiva. ...Dicho así no es diferente de la definición de cualquier practicante espiritual de casi cualquier tradición evolutiva.
De hecho, esto es porque el Reiki como sistema de sanación surge del contexto espiritual del Japón de principios de siglo, una tierra permeada por el Budismo, el Shinto, el Animismo...
 

ENERGIA DE LA LUZ
La terapia a través de la energía de la luz es la ciencia y arte de activar, dirigir, y aplicar la luz como fuerza clip_image002para sanar, transmutar, equilibrar; en general lograr un estado de armonía física y mental del paciente.
El terapeuta en la Energía de la Luz se forma a través de la activación y limpieza de sus centros energéticos y los conocimientos son entregados por un Maestro en la disciplina.
La técnica consiste en la aplicación de las manos en centros energéticos o chakras, o bien zonas de lesión o dolor. Junto con poner las manos se invocan o mentalizan colores de acuerdo al efecto a producir: el blanco engloba todo el espectro y tiene todos los poderes, de ahí se puede derivar a otros colores, como por ejemplo: Rosado, Amor y protección; Verde, sanación; Amarillo, Intelecto; Violeta, transmutación.
Es una terapia milenaria que fue revitalizada por el Maestro KENT SENG, que nació en Japón en el año 1700 y estudio en la India con el Maestro RAMA. Puede ser aprendida como una forma de autoayuda, o bien con el propósito de ayudar a los demás, no siendo necesario que el paciente se encuentre en presencia nuestra, es decir, es una terapia que puede ser aplicada a distancia. La experiencia otorgada por el aprendizaje de esta ciencia es única e individual, la que permite balancear nuestras energías, logrando con ella bienestar, transformación y expansión conciencial.

jueves, 9 de febrero de 2012

REIKI (II)

meditate
El hecho de que el Reiki se haga del conocimiento de cualquiera que pueda leer un libro o consultar la World Wide Web, le convierte aun en más poderoso. El secretismo tenía sentido en una cultura donde había que proteger los tesoros de sabiduría de las mentes ignorantes y de la manipulación malvada de los que se aprovecharían de determinada información para fines exclusivamente egoístas. Donde el saber no era un bien de primer orden, de gran circulación y facilidad de difusión, antes de la existencia del libro en serie, en la prehistoria de la televisión y en la noche de los tiempos respecto a lo que la Internet supone para la parte del siglo que estamos viviendo... En ese contexto había que preservar la pureza de lo que se sabía, sin riesgo de contaminaciones inoportunas. Si es que no pensamos, en su lugar, que el conocimiento fue para los sacerdotes de las grandes religiones, la llave secreta de la manipulación de los pueblos incultos. Pero hoy todo ha cambiado. El saber, la información, no sólo circula sino que, gracias a la evolución de la cultura y la educación accesible a las masas, es un bien de primera necesidad. Actualmente es un pecado social esconder lo que se sabe, como antes podía serlo el exponerlo precipitadamente, pues podía ocurrir que la falsificación ocupara el lugar del único original. Hoy sabemos que la información es el alimento más necesario para la evolución de la civilización, más que el desarrollo material que al fin y al cabo es un producto del conocimiento. Y también porque refinar nuestra mente con cultura nos pone frente a las interrogantes del espíritu, preparados para iniciar en masa el salto hacia la dimensión supramental, la meditación, la apertura a la consciencia divina. Como Maslow postuló en las bases del Transpersonalismo, hay una cadena de necesidades a cubrir, y la Autorrealización es la cumbre natural de nuestros esfuerzos por vivir, una vez que hemos satisfecho comida, cobijo, afectividad, responsabilidad y reconocimiento social... La información es el hilo conductor del desarrollo, desde el aprendizaje instintivo por conseguir alimento hasta el estudio de los factores sutiles de la mente, en el camino de la sabiduría.
clip_image002[4]El Reiki llegó a nuestro entorno occidental un segundo antes de la gran explosión planetaria que trajo la segunda parte de este siglo veinte. Lógicamente, la nueva mentalidad acuariana de fraternidad, compartir y conocimiento le ha tocado con sus aguas puras. Y por eso han surgido tantas líneas Reiki, sin impedimento para que un escolasticismo obsoleto en su filosofía siga tratando de imponer dogmas y reglamentos y negando lo que no cabe entre sus muros. El Reiki democrático, o mejor popular, a disposición de todos y de cualquiera en un mundo que sabe del valor de la cultura y de la información, es aún más poderoso, y verdaderamente muy necesario para sanar la Tierra, en una gran unión o supernet de sanadores, en un Círculo de Curación Gaiano. Aún habrán los que quieren distorsionar el saber a favor de intereses particulares, trocear la sabiduría y venderla muy cara, sin exponer sus fuentes. Todos esos movimientos manipuladores existen y seguirán intentándolo. Por eso, más razón aún para publicar la verdad los que la disfrutan (su verdad de corazón, nuestra verdad). Y que con todo delante, cada cual se oriente, busque, afine sus sensores y recursos perceptivos, su intuición en un océano de saber y medios a disposición del aspirante espiritual. Es no sólo admisible sino tremendamente necesario publicar todos los secretos de esta tecnología de la luz, de este camino de amor que es el Reiki, como de todas las otras cosas buenas. Porque, Jesús lo dijo, la verdad nos hará libres.

martes, 7 de febrero de 2012

REIKI

meditando

El sanador no es producto de una breve ceremonia, sino de un cultivo que hace madurar las semillas de la iniciación recibida. Por eso es esencial dedicar tiempo al trabajo espiritual sobre sí mismo y al autotratamiento Reiki de manera cotidiana. Esto fortalecerá las facultades y la sensibilidad que se está abriendo en cuanto comienza la formación como terapeuta Reiki.
No es para desdeñar en la ignorancia la noción de que aunque el Reiki sea un néctar que nos ayuda a nosotros primero, por canalizarlo, tanto como al que lo recibe, nuestro propio grado de desarrollo humano, energético y espiritual, también es transferido al receptor, junto con el Reiki, aunque éste minimice los efectos inoportunos y nos mejore a todos los implicados.
Cuanto más realizados y sanos estamos, mejor es la calidad del Reiki que estamos traspasando; esto no quiere decir que en algún caso la balanza deje de ser enormemente positiva, pues siempre el beneficio del Reiki compensa más allá de los posibles defectos o carencias del canal.
Recomiendo todo medio de purificación del cuerpo-mente, como la dieta natural, el yoga y la meditación. Además, para merecer el grado segundo de terapeuta psíquico Reiki, hace verdadera falta entrenarse en la visualización, así como en el Yoga de los canales de energía para alcanzar la maestría.

Esto corresponde al modelo de la tradición tibetana, donde los yoguis tántricos pasan por las llamadas etapas de generación (visualizacion de mandalas e identificación con arquetipos de luz) y de completación (dominio del prana/ki en el organismo y los elementos por medio del Yoga supremo).   

  ETAPAS DE LA APLICACION REIKI

Con estas bases, podemos hablar ahora de la aplicación Reiki a otros seres. El mejor orden es establecer unas fases dentro de la sesión: (1) preparación, (2) tratamiento y (3) conclusión.

1. La preparación consistirá en aquellas prácticas que el terapeuta realice antes de la llegada del receptor, o también ante éste de un modo breve o resumido. Por ejemplo, la meditación/mantra del Buda de la Medicina, el Yoga del Pequeño Vaso, oraciones y afirmaciones Yo Soy, ejercicios Tao de las órbitas microcósmica o macrocósmica, trabajos de Chikung y demás fórmulas que nos permitan que nos permitan sintonizar con un plano elevado de consciencia y una motivación generosa y altruísta.

2. Durante el tratamiento, en Reiki-I, mantendremos una actitud amable y atenta hacia nuestro receptor, desde el primer contacto. Es importante sabernos relajar y confiar en el flujo de la energía, pues lo que está sucediendo es en realidad un proceso más sutil todavía que la transferencia espaciotemporal de energía: la apertura virtual del receptor a un campo saludable de información... el cósmico.
Recuerda que trabajas sobre el plano causal o kármico, por encima de la materia y del intelecto conceptual.
Puesto que en nuestra preparación hemos invocado a los Guías o llamado a la presencia de la Luz, todo se desarrolla automáticamente, a nuestro modo de ver. El Reiki-I se aplica impersonalmente, tan sólo poniendo las manos. La intención consciente es la que abre el flujo. Recurre a la sección de posturas para orientarte, pero puedes dejar obrar a tu percepción natural que será guiada por el campo de sabiduría Reiki de todas formas. Tus manos estarán el tiempo necesario en el lugar adecuado.
Por supuesto, puede añadir otros
chakramedios de sanación complementarios y armoniosos, a tu entender, como el mantra, el canto, la aromaterapia, la música, el color, Aura Soma, los aceites esenciales... También puedes pedir al receptor que acompañe con determinada práctica por su parte, como Biorespiración, Rebirthing o visualizaciones, si lo encuentras oportuno, y especialmente tratando un caso de psicoterapia.
Siempre es muy valioso el trabajo de uno mismo para su propia sanación y realización, por descontado, pero como terapeuta tienes que evaluar si tu asistido tiene la capacidad en ese momento de autoayudarse de una determinada manera; mientras tanto recibirá tu ayuda, que le dará las fuerzas y enseñanzas necesarias, en el mejor de los casos. En este sentido, cuanto más valore el Reiki y tu trabajo, más rápido será el efecto que tu ayudado recibirá, pues su campo personal de información ya tendrá parte del terreno libre de parásitos para incorporar los mensajes unitivos del Reiki.
El Reiki no tiene contraindicaciones, pero, como toda práctica de alto nivel (por ejemplo las meditaciones Tantra o Tao), sería absurdo ponerle obstáculos mezclándola con remedios menores que supongan mensajes limitantes al subconsciente. Por tanto, las terapias vibracionales funcionarán a favor del tratamiento Reiki, y los medios alopáticos por lo menos contarán con un colchón de protección para reducir sus efectos secundarios. Es en el terreno de la palabra, usada en psicoterapia, por ejemplo, que hay que cuidar una formulación verdaderamente sabia, compasiva y hábil. En este caso el Reiki será el aspecto implícito de una guía oral inspirada, si podemos ofrecerla. A su vez hay que favorecer el estado relajado y abierto del receptor, como base de todas las modalidades que he comentado arriba. Una conversación entre terapeuta y receptor puede ser muy buena para reducir las resistencias de éste último y ayudarle a tomar la actitud abierta y relajada que es conveniente.

3. La conclusión es poner el sello a la tarea, como hacemos con las cartas para que sean admitidas en correos y puedan ser enviadas efectivamente. Esto es consagrar el poder generado durante la sesión a determinado fin, junto con el bien general de los seres y el despertar espiritual de todos ellos. A esta etapa, en el Budismo, se la llama "dedicación de los méritos". Si nos la saltamos, por descuido, se reducirá la clip_image002consistencia del vínculo kármico positivo intentado con la preparación y el tratamiento, pues es en la fase final cuando hay algo que podemos tomar y moldear, gracias al trabajo realizado. Esta energía movilizada y los cambios causales introducidos en el continuo espiritual del receptor, deben ser estabilizados, y esta es la misión de las poderosas fórmulas de dedicación o sellado.
Podemos emplear las que nos propone la tradición espiritual más afín a nosotros, o encontrar nuestros propios decretos kármicos. En Reiki-II ciertos símbolos tienen también esta aplicación. En todo caso, ten muy presente que Reiki es amor y compasión, inseparables de la sabiduría, como en todo camino de evolución espiritual. Y que este amor compasivo se tiene que llamar, sentir y aplicar en forma de acción generosa durante el tratamiento, aspirando afirmativamente, declaradamente, para que se manifieste en todos los niveles de tu ser y el del receptor: cuerpo, energías, mente/espíritu. Así, la consagración final es una creación del mismo amor acumulado durante toda la sesión.

meditando (2)