sábado, 5 de septiembre de 2009

BENDICIÓN ESPECIAL

Haz la señal de la cruz sobre la frente de la persona que es blanco de envidia con el dedo mojado en una mezcla de agua y sal gorda y di:
Si padeces de mal de ojo o de ojos atravesados, yo te bendigo, en nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Yo te bendigo con el santo del lunes, del martes, del miércoles, del jueves, del viernes, del sábado y del domingo. Dios te mire y Dios te quite la mirada, reitre este mal de ojo que se te ha creado entre la carne y los huesos. Que salga de los huesos y vaya hacia la piel, y que de allí salga y se vaya al río Jordán, donde no le haga mal ninguno a ningún cristiano. En nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.”
Publicar un comentario