domingo, 27 de mayo de 2012

EL RATÓN, LA COMADREJA Y LA GATA

clip_image001

 

clip_image005  Cierta mañana, quiso un ratón salir de su agujero, pero como era precavido, antes de nada dirigió un vistazo por los alrededores.

     ¡De buena había escapado, gracias a su previsión!

     -¡Caramba, la comadreja a dos pasos de aquí! -exclamó-. Esperaré a que se marche, no vaya a servirle de almuerzo.

clip_image007     De repente llegó la gata gris con aire goloso y sin dar tiempo a la comadreja para escapar, saltó sobre su lomo, la apresó con los dientes y empezó a devorarla.

     -¡Vaya...! Estoy de suerte -murmuró el incauto ratoncillo-. Ahora ya puedo tranquilamente ir a dar un paseíto.

     Y avanzó tan alegre y descuidado, moviendo con énfasis la cola. Pero su libertad apenas duró un instante, ya que el pobre la perdió, juntamente con la vida, entre los dientes de la insaciable gata gris.

clip_image008 No confíes en quien ataca a tu enemigo,

pues puede hacer lo mismo contigo. clip_image009

Leonardo Da Vinci

clip_image010

Publicar un comentario