miércoles, 24 de marzo de 2010

OSTARA (Fue el 20 de marzo)

La primavera es la época de los inicios y un buen momento para hacer magia pensando en el futuro. Puesto que también es la época de plantar semillas que luego transplantaremos al exterior ¿por qué no combinar ambas cosas en un hechizo?
Elige las semillas que plantarías en el exterior, como tomates o pimientos, y unas cuantas plantas que tengan connotaciones mágicas, dependiendo de lo que quieras “plantar” en tu vida en la estación primaveral. Consulta un manual sobre plantas, como por ejemplo el libro de Scott Cunningham Magical Herbalism.
Reúne todas las semillas que utilizarás, los tiestos, la tierra, etc.; y dibuja un círculo mágico. Tal vez desees invocar a Démeter, Flora, o a otra diosa de las plantas y del crecimiento. Eleva tus manos por encima de tu cabeza, atrae hacia ti la energía de los cielos y di: “Bendíceme y bendice lo que voy a plantar en la próxima estación”. Luego baja tus manos, dirigiéndolas hacia los pies y di: “Dame para mí y lo mío la fuerza y la vida”. Planta tus semillas como lo harías habitualmente; tras plantar cada tipo de semilla, medita lo que ésta aportará a tu vida, ya sea amor, prosperidad, o la alegría de unos tomates cultivados en casa.
Magenta Griffith

Publicar un comentario